Incorporan libros del libertador San Martín a Memoria del Mundo de la Unesco

Escrito el 27/11/2022
Agencia Andina


Setenta y cuatro unidades bibliográficas (1499-1814) pertenecientes a la biblioteca particular del general José de San Martín, hoy en custodia de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), han sido incorporadas al registro del Programa Memoria del Mundo para América Latina y el Caribe de la Unesco (MoWLAC).

La BNP precisó que la inscripción de estos documentos patrimoniales fue aceptada en la XXII reunión ordinaria del MoWLAC celebrada recientemente en Aruba.



De esta manera, estos libros, que formaron parte del donativo original realizado por el libertador a la BNP en 1821, no solo forman parte del Patrimonio Cultural de la Nación, sino que ahora también, pertenecen al registro regional de Memoria del Mundo. 
 
Estas unidades bibliográficas resultan de vital importancia para comprender los ideales políticos y libertarios del general San Martín. 

La BNP indica, además, que muchos de estos libros fueron llevados a Chile en la Guerra del Pacífico; posteriormente, los devolvieron a la Biblioteca Nacional del Perú en los años 2007 y 2017. 

Es importante destacar el trabajo conjunto realizado entre la BNP y el Comité Peruano de Memoria del Mundo. 


Esta incorporación al MoWLAC tiene por finalidad contribuir a la preservación del patrimonio documental del país, mejorar las posibilidades de su acceso y crear una mayor conciencia de su existencia e importancia para beneficio del desarrollo nacional. 
 

Exposición gráfica 

Para conocer más sobre estos documentos, la Biblioteca Nacional invita al público a la exposición gráfica “Los libros del libertador en la BNP”, en la Gran Biblioteca Pública de Lima, de lunes a sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m., hasta el 10 de diciembre. 
 
Asimismo, convoca a docentes o estudiantes del 5° grado de primaria en adelante, a inscribirse en las visitas mediadas de la exposición gráfica los viernes de 10:00 a.m. a 11:30 a.m. y de 3:00 p.m. a 4:30 p.m., en la Gran Biblioteca Pública de Lima, hasta el 2 de diciembre. 


De esta manera, la primera institución cultural del país, contribuye en su protección, conservación y difusión, para que así, las generaciones presentes y futuras puedan conocer su valor histórico.