Cusco celebra 11 años de declaratoria como patrimonio mundial a la fiesta del Qoyllur Riti

Escrito el 25/11/2022
Agencia Andina


Con un colorido pasacalle de danzas y una misa en la plaza de Armas de la ciudad del Cusco, se celebrará este domingo 27 de noviembre los 11 años de la declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad otorgada por la Unesco a la peregrinación al santuario del Señor de Qoyllur Riti.

 
Las ocho naciones peregrinas: Paucartambo, Quispicanchi, Anta, Paruro, Acomayo, Urubamba Canchis y Tahuantinsuyo, se concentrarán desde muy temprano en la avenida El Sol, con sus autoridades y danzas más antiguas como son: Pukapakuri Wayri Chuncho Loman y Mayun Pureq, Qapaq Qolla, Ukumaris entre otras.


José Luis Mamani León, presidente de la Nación Paucartambo, informó a la Agencia Andina que la misa oficiada por monseñor Daniel Alarcón Urrutia, arzobispo de Cusco, será desde el atrio de la Basílica Catedral, los miles de peregrinos y danzarines se apostarán en el perímetro para recordar el histórico acontecimiento de hace más de una década.
 
“Debemos recordar y mantener como mucho respeto y fe, la devoción a nuestro Señor de Qoyllur Riti y las declaratorias de la Unesco y el Ministerio de Cultura a nuestras tradiciones y costumbres, estas declaratorias hacen respetar la intangibilidad de nuestro santuario”, afirmó.
 
El presidente manifestó que actualmente se corre el riesgo de perder la declaratoria internacional por la amenaza de la exploración y explotación de la minería informal, el ingreso de motocicletas y vehículos a la ruta de la peregrinación, camino que para los más de 100,000 fieles que van cada año es sagrado y no debe ser alterada.


Durante la cita religiosa se hará conocer el gran valor religioso, cultural e histórico de la sagrada imagen sobre una roca desde su aparición en 1780 al niño Marianio Mayta, la trascendencia por siglos y la historia que la fortaleció y cada vez recobra mayor importancia por las manifestaciones de fe y los milagros concedidos.

 
La devoción al Taytacha o Cristo Campesino se revive en cercanías al Corpus Christi, que por el calendario religioso se celebra entre mayo y junio. Los peregrinos ascienden a cerca de 5 mil metros sobre el nivel del mar para venerar al Dios que apareció en una roca.
 
Con el paso de los años sufrió algunos cambios, sin embargo, desde la atención del gobierno nacional con la Declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación en agosto del 2004 y la Unesco el 27 de noviembre del 2011, esta manifestación atesora sus usos y costumbres típicos, de antaño, y lo hace intangible y hará que se respete por los años venideros.


La cita de este domingo servirá también para renovar el compromiso con la sagrada imagen y la vuelta a la peregrinación del próximo año, ya que por dos años consecutivos a causa de la pandemia de covid-19 no se pudo realizar esta expresión religiosa.